Reseña "Ocho. ¿Cuántas reglas romperías por amor?" de Rebeca Stones

jueves, 18 de enero de 2018



Título: Ocho. ¿Cuántas reglas romperías por amor?
Autor: Rebeca Stones
Editorial: Montena (Colección: Ellas de Montena)
Publicación: Diciembre de 2017
Páginas: 240
Precio: 14´95€
ISBN: 978-8490438527




Hay dos cosas que son inalterables: su pasado y mis reglas.


1. El tiempo máximo del que dispongo para hacer feliz a una persona son ocho semanas.
2. Si no lo consigo y considero que podría llegar a hacerlo, tengo un tiempo extra de ocho días.
3. Transcurrido el tiempo desaparezco por completo de la vida del paciente, su felicidad en ningún momento puede depender de mí.



Mía tiene un trabajo inusual: se dedica a hacer felices a las personas sin que ellas sepan que lo hace por trabajo. Precisamente por eso la contratan los padres de Max, un chico que ha intentado suicidarse. Cuando los caminos de ambos se crucen, saltarán chispas: él no quiere verla ni en pintura, ella tiene que hacer todo lo posible por devolverle la felicidad.


"Cuando dos personas sienten interés la una por la otra, nada difícil debería interponerse. Cuando el amor llega, todas las dificultades deberían desaparecer"
Página 93

Ocho. ¿Cuántas reglas romperías por amor? Es el segundo libro de Rebeca Stones. Lo primero que he de decir, es que tenía las expectativas muy altas en esta segunda historia.Con la primera no me pasó, porque tampoco sabía que me iba a encontrar, y sinceramente, me sorprendió muchísimo para bien. En cambio, con esta segunda novela, me ha pasado lo contrario. Esperaba más de lo que he encontrado entre sus páginas.

"Un rasgo de mi personalidad es lo extremista que puedo llegar a ser: es cierto que conseguir que me sienta feliz  es demasiado fácil, pero hacerme llorar también lo es. Es muy duro no poder evitar estar mal por cualquier tontería y, asimismo, es muy injusto que mi felicidad sea tan fácil de lograr. Pero así soy y no puedo hacer nada para cambiar mi forma de sentir"
Página 35



No puedo negar que es un libro que te engancha desde el principio, literalmente no puedes dejar de leer, en serio. Yo lo devoré en tan solo una tarde.

"Todos cometemos errores: querer más de la cuenta, anteponer a alguien sobre todo y sobre todos, confiar demasiado rápido y en quien no debía, dar de más hasta quedar vacío... Jamás dejes de valorarte, jamás dejes tus principios a un lado, jamás permitas que te hundan. Y si quieres llorar, llora. Si quieres escapar de todo, escapa. Vayas donde vayas tu esencia nunca va a desaparecer. Aunque a veces te lo parezca, siempre va a estar ahí, escondida dentro de ti. Aunque a veces sea eclipsada por otras personas... Aunque a veces pierdas el amor propio... Aunque a veces te destruyan, tú vas a ser la única que pueda reconstruirse."
Página 39



La protagonista de esta historia se llama Mía. Es una chica de casi 19 años con tan solo los estudios de bachillerato. Desde pequeña tiene la gran cualidad de saber, gracias a la intuición y la empatía, qué hace felices a las personas, por lo que decide dedicarse a ello. Como en todo trabajo, debe de haber unas normas. Mía tiene ocho, que nunca se salta.

"Siempre acabo haciendo caso al motor que suena bajo mi pecho, un motor que muchas veces en vez de darme fuerza me hace sentir demasiado débil. Este motor que tanto ruido hace, silencia todo lo malo que me ocurre. Este eje que todo lo mueve convierte lo negativo en invisible. Este huracán que todo lo sabe desordena y remueve todo lo existente. Y por eso mismo, por admitir ser una sumisa ante mi corazón, he sufrido tanto a lo largo de mi vida. Porque jamás fui capaz de dejar la bondad a un lado, porque me eh pasado día tras día admitiendo que la única fuerza capaz de mover el mundo es el amor, cuando a veces el amor en lugar de mover el mundo solo lo paraliza y hace que te engulla  un agujero negro, convirtiéndote en algo intemporal, en algo inexistente."
Página 43



Y aquí viene la historia que esperábamos, ya que el título lo dice todo "¿cuántas reglas romperías por amor?". Max, un chico frío, desagradable y solitario que ha intentado suicidarse. Sus padres, unos ricachones que no se han preocupado lo que se tenían que preocupar por su hijo, se ponen en contacto con Mía, para que lo ayude a salir del agujero negro en el que se ha metido.

"El arte no es algo físico, el arte es sentimiento. Por eso mismo, algo que para ti puede ser banal y estúpido para mí puede ser la mayor creación artística de la historia. El arte es subjetivo y se enciende a través de las vivencias que hayamos tenido, de la complejidad de nuestra mente o de los entresijos de nuestro corazón."
Página 58



Como es de esperar, los primeros encuentros entre Max y Mía (me hace gracia que los dos nombres empiecen por "m". Me recuerda a los "m&m" que tanto me gustan) no van demasiado bien. Pero poco a poco Mía consigue lo que se propuso a la hora de aceptar este caso.

"No somos más que pequeños haces de luces que conjuntos formas galaxias."
Página 79



He visto escenas y cosas metidas "a la fuerza". Como que no pegaban en ese momento o que no venían a cuento. Sin esas escenas, la historia habría sido completamente la misma. Vamos, que no aportan nada en absoluto a la trama. Y sí, entiendo que a la autora le gusten ciertas cosas y tenga la necesidad de incluirlas en la historia. Pero creo que cada cosa tiene que estar bien introducida, para que no parezca que la has metido con calzador. Un ejemplo claro de esto que os acabo de decir (o por lo menos para mí) es el poema "Ella camina en la belleza" de Lord Byron, de la página 161. Cuando lo leí me quedé a cuadros, porque no está puesto en el contexto adecuado. Ninguno de los dos da pie a que eso esté ahí, en la historia. A consecuencia de esto, tras leer el poema, los protagonistas continúan la conversación como si nada, como si el poema no existiera.


"No sé por qué, pero cuando él sonríe siento que todo ha merecido la pena. Ver que una cerilla se enciende en la más absoluta oscuridad y saber que yo he sido quien la ha prendido..."
Página 88


Tengo que añadir algo muy positivo, y son la cantidad de trozos bastante extensos, que te ayudan a pensar y a reflexionar. Me ha encantado encontrarme esos párrafos llenos de palabras "de verdad". Gracias a esto, he conseguido empatizar totalmente con Mía, ya que la he entendido a la perfección al sentirme muy identificada con ella en muchos aspectos.

"Cuando se está triste, se tienen esos momentos de felicidad espontánea en los cuales te olvidas de todo y ahí es cuando el mundo piensa que ya estarás bien y que ya has olvidado lo ocurrido. Pero, de repente, tu mente te vuelve a recordar lo desgraciada que eres y las lágrimas, esas amigas tan enemigas, asoman de nuevo por tus ojos. Estar mal es como montarse en una montaña rusa."
Página 154



Otra cosa que no quiero desvelar, es que ambos protagonistas tienen un pasado, que descubrirás leyendo la novela. Que desde mi punto de vista, la escena en la que se sabe todo, no me gustó nada. Me pareció un poco fría, para estar contando lo que estaban contando. Y eso, que sin más, los protagonistas se olvidan de eso que se han contado que poca gente sabe, y no vuelven a hablar de ello. Es algo que se sueltan y luego se evapora, quedando en el olvido para los protagonistas. En cambio, para el lector, bueno, es algo más de información que añadir para conocer a los personajes, pero que vamos, no lo veo importante.

"El verdadero amor es aquel que surge por voluntad propia, aquel que no espera pagos.  Aquel que sale del más sincero roncón del corazón."
Página 163



Es una lectura muy ágil de leer, en la que a lo largo de la trama vas viendo como evolucionan los personajes. Tras darle varias vueltas, el argumento en general, me ha recordado un poco a "yo antes de ti". Una chica es contratada por padres adinerados para que haga feliz a su hijo. Primero no se aguantan, pero después se enamoran. Y todo con un tiempo límite. Ahora que lees esto que acabo de poner, ¿no te recuerda un poco a ti también?


Sin duda, las tres estrellas se las lleva gracias a esos impresionantes fragmentos que encontramos a lo largo de la novela, con los que piensas mucho, en ti, y en los demás.




1 comentario:

  1. Pues te veo entusiasmada a pesar de que por ejemplo las escenas se metieran algunas con calzador pero a mi no me termina de convenser.
    Gracias
    Un bes🖤

    ResponderEliminar